Cómo hacer un folleto para publicidad

Cómo hacer un folleto publicitario efectivo en 9 pasos

Cómo hacer un folleto publicitario efectivo en 9 pasos

¿Estás interesado en armar un folleto desde cero? ¿Sí? Pues en ese caso has llegado al lugar indicado. En esta sección te ofreceremos la guía definitiva paso a paso sobre cómo hacer un folleto publicitario altamente efectivo. ¿Preparado? ¡Empecemos!

Guía en 9 pasos sobre cómo hacer un folleto publicitario

1. Conoce a tu público objetivo

Antes de pensar en hacer tu folleto publicitario, es importante definir tu público objetivo o buyer persona. Dicho público es un conjunto de personas que comparten ciertas características y que a su vez tienen un problema en común o una necesidad que debe ser atendida.

¿Por qué es importante esto? Porque si el producto o servicio que ofreces atiende tales necesidades, entonces es más probable que este grupo de personas vaya a comprar tu producto. Además, conociendo a tu buyer persona puedes crear publicidad pensada exclusivamente para ellos.

Ahora lo entiendes ¿No? Si tienes bien definido al grupo de personas a las que quieres llegar, entonces podrás crear un folleto publicitario mucho más efectivo al dirigirte directamente a ellos y que sea capaz de convencerlos a que inviertan en tu producto.

Existen varias formas de definir al público objetivo de una empresa o producto en particular. Puedes segmentar a tu cliente ideal por edad, sexo, estatus social, etc. Nuestra sugerencia es que si no tienes definido un público objetivo, hazlo antes de dedicarte a elaborar un folleto publicitario.

2. Establece un objetivo

¿Sabes a quién le vas a vender? Perfecto, ahora te toca establecer el propósito u objetivo que quieras lograr con tu folleto. Puede sonar obvio este paso, pero te sorprendería saber cuántas empresas empiezan a invertir en publicidad sin tener un objetivo bien definido.

Para ayudarte a fijar el objetivo de tu folleto publicitario, te sugerimos hacerte las siguientes preguntas: ¿Quieres vender un producto? ¿Deseas promocionar tu marca? ¿Buscas informar a un grupo de personas? ¿Tu marca es reconocida? ¿Qué preguntas puede hacer tu cliente?

Luego, responde a estas preguntas; anota tus respuestas, léelas en voz alta, compártelas con tu equipo de trabajo, socio o incluso con un conocido. En este último caso, si la persona entiende cuál es el objetivo de tu folleto, perfecto. Si no, reescríbelo varias veces hasta lograrlo.

Ahora bien, si deseas definirlo de una manera mucho más concreta, te vamos a recomendar que tengas en cuenta los siguientes puntos de contacto que puede llegar a tener un folleto publicitario en un proceso de compra.

4 puntos de contacto en un proceso de compra

3. ¿Campaña publicitaria o contenido independiente?

El siguiente paso está directamente relacionado con el anterior, ya que forma parte del objetivo de tu folleto publicitario. Sin embargo, como es un aspecto importante, preferimos dedicarle su propio espacio.

Un folleto puede estar pensado como un medio de publicidad independiente o como una parte de una campaña publicitaria. En el primer caso, es importante colocar toda la información que puedas sobre tu marca y producto, ya que será el único medio con el que contarás.

Por el contrario, si tu folleto forma parte de una campaña publicitaria mucho mayor, entonces puedes moldear el contenido del mismo para que se apoye en el resto de medios (radio, prensa, conferencias, RRSS, sitio web) y viceversa.

De esta manera no dirás exactamente lo mismo una y otra vez, sino que lo podrás expresar de diferentes formas, por diferentes canales visuales y auditivos, además de brindarles una mayor información a los interesados sin correr el riesgo de sobrecargar tu folleto o el resto de medios.

Cómo hacer un folleto publicitario

4. Estructura tu folleto publicitario

El cuarto paso sobre cómo hacer un folleto publicitario, es diseñar una excelente estructura para nuestro folleto. Esto te permitirá ordenar mejor la información que vaya a contener, además de darle un toque más atractivo.

Hay muchas maneras de estructurar un folleto, pero esto depende directamente del tipo de folleto que vayas a emplear. Por ejemplo, no es lo mismo la estructura de un díptico a la de un tríptico o incluso un cuadríptico.

Sin embargo, todavía existen estrategias que pueden ser utilizadas en la gran mayoría de folletos, independientemente de su tipo. Tales estrategias te las resumiremos en los siguientes tips que verás a continuación:

Tips para estructurar tu folleto publicitario

5. Busca hacer un diseño original

Una vez que ya sepas la estructura que va a tener tu folleto publicitario, lo siguiente será realizar un diseño que se apegue a este formato. En este paso es muy importante que dejes correr tu creatividad para que termines con una pieza original y muy llamativa.

Dicho esto, hay ocasiones en las cuales una hoja en blanco nos puede llegar a causar mucho temor o un bloqueo creativo. Nuestra sugerencia es que veas por Internet modelos de folletos publicitarios para inspirarte en ellos y tener una idea de lo que vas a hacer.

Ojo con esto: para inspirarte, no para copiar. Hay veces que una marca le gusta el diseño que vio de otra y prácticamente realizan un “copiar y pegar”, cambiando tan solo los colores y el logo. Sin embargo, los folletos publicitarios más efectivos son aquellos que tienen un toque especial.

Por tanto, en caso de que quieras darle a tu folleto ese toque especial del cual te estamos hablando, presta atención a las siguientes ideas para hacerlo más llamativo.

Cómo hacer un folleto para publicidad

Ideas para hacer más llamativo tus folletos publicitarios

Emplea Storytelling

El storytelling se ha vuelto una herramienta esencial para los copywritters que buscan darle un toque más humano a las marcas que los contratan. En caso de que no estés familiarizado con el término, el storytelling es simplemente contar una historia al lector.

Sin embargo, lo bonito del storytelling es como el escritor recrea una anécdota (real o ficticia) que engancha al lector en un primer momento y lo termina llevando a un mensaje final: compra un producto o haz una determinada acción.

De esta forma, el lector no se percata que le estás intentando vender un producto, sino que se entretiene con la historia que le contaste. Esta forma sutil de promocionar un producto ha probado ser muy efectiva y es una que deberías considerar utilizar a la hora de hacer un folleto publicitario.

Aporta valor a tu cliente potencial

Otra alternativa que puedes emplear en el diseño de tu folleto es crear contenido que aporte valor a tu público objetivo. En vez de ir directamente a ofrecer tu producto ¿Por qué no antes respondes a una problemática o interés que tenga tu buyer persona?

Proveer una información completamente gratuita puede llegar a ser un lead magnet muy poderoso, más si es algo que la persona estaba buscando. Esto deja al lector con ganas de más, lo cual terminas capitalizando al ofrecerle tu producto.

Como verás, esta opción también es una forma sutil de venta. Ya sabemos que te dijimos que en los folletos publicitarios tienes que ir directo al grano, pero algunas veces esto puede llegar a ser contraproducente y bastante monótono. Por tanto, te sugerimos hacer una prueba con esta idea.

Usa imágenes de alta calidad y con propósito

¿Conoces el dicho “una imagen vale más que mil palabras”? Bueno, esto aplica para todo, incluyendo los folletos publicitarios.

Piensa en esto: si vas caminando un día por la calle y un extraño te detiene para darte un folleto, pero dicho folleto se ve de mala calidad al tener imágenes pixeladas y que se nota que no tienen ninguna relación con su marca ¿Lo contratarías? Probablemente no. Por ello, es importante utilizar servicios de imprenta y publicidad de calidad.

Esta misma respuesta será la que te den tus potenciales clientes si no inviertes en unas buenas imágenes que acompañen al contenido textual de tu folleto. Estas no solo deben ser de alta calidad, sino que cumplan con un propósito.

Con esto último queremos decir que sirvan de complemento, resalten una información o que cumpla con un objetivo dentro del folleto más allá del aspecto decorativo. Dedica un poco de tiempo en buscar o elaborar imágenes de este tipo y verás cómo tu folleto captará más la atención.

6. Escríbele a tu público objetivo

¿Recuerdas que te dijimos en el primer paso que dedicarás tiempo para conocer a tu público objetivo? Bueno, precisamente era para prepararte para este momento.

Ya sabes que tu producto responde la necesidad de un determinado grupo de personas. Sin embargo, todavía te queda persuadir a este grupo para que escojan tu producto y no el de tu competencia. Aquí entra en juego cómo te diriges a ellos.

El lenguaje formal o coloquial; el uso de la segunda persona, las frases, referencias, los recursos literarios que utilizas en tu texto, todo esto debe ser tomado en cuenta a la hora de escribirle a tu público objetivo.

Por ello, es que es muy importante que conozcas bien a tu buyer persona, más que tu propia competencia, ya que esto te permitirá conectar mejor con él. Si generas empatía y confianza en los textos de tu folleto, entonces tendrá mucho éxito.

7. Cuida la ortografía, acento y otros detalles

Al igual que las imágenes pixeladas, un folleto publicitario lleno de errores ortográficos puede ser mortal. No solo podrías perder la confianza de tu cliente potencial, sino también podría terminar burlándose de ti y de tu empresa.

Para evitar esto, te sugerimos que si tú o un redactor llega a escribir el texto del folleto, asegúrate de tener a una persona que se encargue de leerlo y buscar posible errores. Asimismo, en caso de que estés trabajando en un ordenador puedes utilizar programas para hacer lo mismo.

Dicho esto, si te toca trabajar solo en la elaboración del folleto, no te preocupes. Redacta el texto que vas a colocar en él, tómate un descanso y vuelve a leerlo con más calma para que puedas detectar tú mismo los errores.

8. Siempre ofrécele algo al lector

Un buen folleto es aquel que está redactado para un público en concreto, no posee errores ortográficos y presenta un diseño atractivo. Sin embargo, un folleto excepcional es aquel que termina brindándole a quien lo lea un beneficio que él o ella no se esperaba y que aprecia bastante.

Como dijimos anteriormente, puedes proveerle información que lo ayude a resolver un problema en concreto. Sin embargo, te damos una idea más atrevida: ofrécele un descuento o la posibilidad de canjear el folleto por un premio.

Así pues, les estás dando una razón a las personas para que conserven tu folleto publicitario. Además, hacer este tipo de cosas llama más la atención y te diferencia del resto de marcas.

Por supuesto, ofrece algo que efectivamente puedas darle a tus clientes potenciales. No hagas falsas promesas o engañes a tus clientes, porque puede terminar perjudicando tu marca.

panfleto

9. Haz más de un borrador

Ya para cerrar, siempre haz uno o más borradores de los folletos que vayas a elaborar. Normalmente, la primera versión de un folleto no termina siendo la definitiva, dado que pasa por varios procesos de edición.

De igual forma, es muy probable que si vendes más de un producto o servicio, te des cuenta de que el diseño y estilo de un folleto que hiciste para uno termina siendo más coherente para otro.

Por último, tener versiones alternativas de un folleto publicitario también puede ser útil para terminar creando uno con lo mejor de cada versión, lo que sería tu folleto definitivo.

Expuesto todo lo anterior, esperamos que esta guía definitiva sobre cómo hacer un folleto publicitario, te haya sido de mucha utilidad. De ser así, por favor apoya nuestro trabajo compartiendo esta página en tus redes sociales ¡Te lo agradeceremos!