Mailing masivo

Lo que nunca -nunca- debes hacer cuando envías mailing masivos

El mailing masivo es una de las estrategias publicitarias online que más auge ha tenido en los últimos tiempos.

La captación de leads y la posibilidad de entrar en contacto con tu cliente ideal es un paso que te acerca a convertir más rápido, en comparación a otro tipo de campañas en marketing digital, como por ejemplo los Ads.

Una de las ventajas del mailing masivo es que te conecta directamente con tus potenciales clientes, algo que no se logra tan fácilmente en las redes sociales. Esto permite que sea un poco más sencillo el proceso para llegar a una conversión o venta.

Sin embargo, es precisamente por el auge y la efectividad del mailing masivo como estrategia de marketing, que muchas empresas están acudiendo a esta herramienta para llegar a sus clientes.

Esto hace que diariamente las empresas bombardeen a sus clientes con correos llenos de publicidad y contenido persuasivo, que puede resultar molesto.

Es por eso que en este artículo te diremos cuáles son las cosas que NO debes hacer cuando envías mailing masivos.

 

¿Qué es el mailing masivo?

El mailing masivo es una estrategia de marketing digital que consiste en el envío de correos electrónicos a una lista de contactos específica (por esto se denomina masivo).

Las listas de contactos usadas en el mailing masivo pueden estar clasificadas de acuerdo con el origen de donde se hayan conseguido o captado. Pero, por lo general, están compuestas por suscriptores de tu sitio web, leads o antiguos clientes.

El mailing masivo se puede realizar con distintos objetivos, siendo uno de los principales la conversión o ventas de tu producto o servicio.

También se puede realizar con el objetivo de generar la fidelización de tus clientes y mantenerte en contacto con ellos, como una manera de mantenerte presente a través del contenido de valor.

 

Beneficios del mailing masivo

El mailing masivo tiene muchas ventajas en la actualidad.

De acuerdo con distintas fuentes, las campañas realizadas a través de las listas de correos de clientes potenciales tienen una efectividad mayor al 100%, siempre y cuando la segmentación de esta lista sea la adecuada.

Uno de sus mayores beneficios es que te permite ponerte en contacto de forma directa con tu cliente ideal y que tu campaña llegue sin tener que pasar por una serie de filtros o pasos previos.

El mailing masivo te asegura que la información llegará directamente a la bandeja principal de tus potenciales clientes, lo cual asegura más ventas seguras.

Otra gran ventaja del mailing es que es una estrategia económica, pues al tener previamente una lista de potenciales clientes, no es necesario pagar campañas costosas que no te aseguran que la información llegará a las personas correctas.

Además, el mailing masivo es un proceso automatizable que incluso te permite gestionar diferentes listas para realizar varias campañas a la vez con una segmentación muy específica.

 

Lo que no debes hacer en tu campaña de mailing masivo

Existen muchos errores que se cometen al realizar campañas de mailing masivo, lo que causa que muchos usuarios clasifiquen tus correos como no deseados y los manden a la lista de spam, haciendo que pierdas más clientes por una mala gestión o un mal enfoque de tu campaña.

Para realizar una campaña de mailing masivo, es fundamental tener un enfoque claro de lo que quieres lograr y conocer el comportamiento de tus clientes.

De lo contrario te convertirás en una molestia y no es lo que queremos. Así que aquí te dejamos lo que nunca deberías hacer al enviar mailings masivos.

¡Vamos allá!

No segmentar a tu público de acuerdo a la campaña

Tener el contacto de tus potenciales clientes no quiere decir que todos estarán interesados en las mismas promociones.

Si alguien te da su correo, espera que la información o contenido que llegue su bandeja sea útil para él y para ello deberás saber lo que quieren recibir.

La ventaja del email marketing es que te permite conocer el comportamiento que tiene tu cliente en internet.

Esto te ayudará a definir mejor el público al cual llegará cada tipo de campaña y segmentar de acuerdo con sus gustos. De este modo, estarás dando en el blanco con tu mensaje.

Ser agresivo

Como dijimos al principio, día tras día existe un bombardeo de publicidad en todas las plataformas digitales. Ser agresivo y llegar bruscamente al correo personal de nuestro potencial cliente puede jugarnos en contra.

Si queremos promocionar nuestro servicio, debemos ser lo más elocuentes, sutiles e inteligentes que podamos, de modo que nuestro posible cliente no se sienta invadido.

No llegues directamente a vender, ofrece algo de valor que enganche al cliente y genera intriga de tal manera que se atreva a hacer clic en el link de la venta.

Usar listas de correos ajenas sin verificar

Este es un punto muy delicado, pues podrías incurrir en violación de derechos de privacidad de los usuarios y recibir bloqueos por parte de las plataformas de correos.

Existen muchas personas que alquilan listas de correos masivos a otras empresas con públicos similares para enviar correos a sus potenciales clientes, cuya procedencia se desconoce.

Asegúrate bien de que la empresa que te ofrezca estas listas sea 100% fiable.

En Berbo Publicidad Integral no nos la jugamos y solo trabajamos con bases de datos fiables que cumplen la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos).

No comprobar las métricas

Existen diferentes métricas que sirven para verificar la efectividad de tus correos masivos.

Puedes comprobar estas métricas en la misma plataforma en la que estás realizando tu campaña.

Las principales métricas que debes tener en cuenta son: La tasa de apertura, el CTR (Click Through Rate) y la tasa de rebote. Estas te mostrarán qué mails se abrieron, cuáles rebotaron por un error en la transcripción de la dirección, cuántos hicieron clic en el enlace del correo.

Hacer una campaña y no estar al tanto de cuántos realmente tuvieron en cuenta tu llamado a la acción y llegaron a la conversión, no te permitirá saber lo que estás haciendo bien y lo que no te funciona.

Si sabes lo que no funciona, siempre puedes mejorarlo. Si no lo sabes, estarás realizando una estrategia a ciegas.

No tener un objetivo claro

Uno de los principales pasos para realizar un mailing masivo es tener claro lo que quieres lograr con él.

No tener un objetivo definido puede hacer que tu correo pase desapercibido o sencillamente sea ignorado.

Debes aprovechar la segmentación clara que te permite enviar el correo correcto a la persona correcta.

¿Quieres dirigir a tu potencial cliente directamente a la página de compra? ¿Quieres fidelizar a alguien que ya es cliente?

Define qué estás buscando y tendrás resultados más certeros.

 

Consejos básicos para un buen mailing masivo

Ahora que sabes lo que nunca deberías hacer al realizar una campaña o al enviar mailing masivos, nos gustaría darte algunos consejos.

Estos consejos te ayudarán a definir mejor todos los parámetros necesarios para que conviertas más a través de tus correos masivos, teniendo en cuenta lo que más te conviene de acuerdo con las preferencias de tu cliente.

Configura la visualización de acuerdo a tu cliente (Responsive Design)

El Responsive Design no es más que la visualización en cualquier tipo de dispositivo.

Aunque no lo creas este factor influye muchísimo a la hora de que los clientes den el paso de hacer clic en tu enlace.

Si un cliente se encuentra, por ejemplo, con un correo y desea abrirlo desde su teléfono, pero al hacerlo tiene que mover demasiado la pantalla porque el correo se encuentra en modo escritorio, es muy probable que no llegue hasta el final y, por lo tanto, no cumplas con el objetivo de dirigirlo a tu sitio web.

Optimiza el contenido

Correos muy largos pueden hacer que tus clientes potenciales cierren rápidamente el correo y no lleguen hasta el final (a menos que el copy o el contenido que estás explicando sea muy bueno).

Debes enfocarte en optimizar al máximo el contenido sin perder el valor de este para tu cliente.

Piensa en una buena presentación, un excelente copywriting y un contenido ideal.

Establece un asunto llamativo

Cuando un correo de promoción llega a la bandeja de entrada de tus clientes potenciales, lo primero en lo que se fijan es en el asunto, si este es llamativo, abrirán el correo, si no lo es, lo ignorarán y hasta puede que lo borren.

El asunto es el título del correo y la presentación, el factor más importante que te ayudará a aumentar la tasa de apertura.

Realiza un llamado a la acción (CTA)

Un excelente copywriting, una buena segmentación y un asunto llamativo no es nada sin un llamado a la acción claro.

No solo dejes el link, persuade de tal forma que el contenido de tu correo te lleve a la conversión.

El CTA (Call To Action) o llamado a la acción es ese remate o toque final que dejarás en tu mailing masivo para lograr tu objetivo final y tener el resultado que quieres.

 

Te ayudamos con tu estrategia de mailing masivo

Si no tienes ni idea de cómo empezar una campaña de mailing masivo o sencillamente prefieres dejar este trabajo en manos de un equipo que te garantizará resultados positivos sobre tus ventas, Berbo Publicidad es la mejor opción para ti.

Te ayudamos a desarrollar la mejor estrategia de mailing masivo y a conectar directamente con tu público objetivo para que puedas aumentar tus ventas lo antes posible.

Contáctanos y te daremos toda la información que necesites.