marketing directo 1

¿Qué es el marketing directo y cómo te ayudará a conseguir más clientes?

El marketing directo es una estrategia que consiste en establecer comunicación con miembros del público que han mostrado la intención de comprar tu producto, a través de una comunicación que se lleva a cabo de manera directa. Esto puede ser por correo postal, teléfono o Email.

No es en absoluto, igual que la publicidad que va dirigida a un público extenso. Esta forma de marketing hace que la personalización de las campañas que van a los clientes sea posible. Un ejemplo es la comercialización con el uso del correo electrónico.

Aquí se puede lanzar una campaña dirigida a clientes específicos que se unieron a una lista de contactos. Puedes ofrecerles descuentos, promociones, entre otros.

Tipos de Marketing directo

Hay muchos tipos de canales que son utilizados para marketing directo, por lo cual existen muchas opciones cuando tomas la decisión de probar esta estrategia.  Sin más preámbulo, a continuación te mostramos los tipos más efectivos de marketing directo:

Cabe destacar que existen otros tipos de marketing directo, pero estos son los que mejores resultados han dado desde el momento de su implementación. Por este motivo, se han convertido en los más utilizados por los que deciden tomar este camino como su opción principal. A continuación, miremos con más detalle cada uno de estos:

Marketing online

Internet ha revolucionado en gran manera el marketing directo para lograr la promoción a públicos objetivos. El acceso a esta valiosa herramienta proporciona a los usuarios servicios en cuatro áreas básicas:

Los canales en línea pueden eliminar las consideraciones geográficas. Con esta capacidad, las personas de todo el mundo tienen el mismo acceso que las que se encuentran dentro del espacio, es decir, los más allegados. Muchas empresas que pueden vender sus productos y servicios mediante el uso de la descarga, o que pueden enviar esos productos de forma económica, se han encontrado con una forma completamente nueva para la comercialización.

Internet hace que el marketing directo sea más específico, fácil, flexible, receptivo, asequible y potencialmente más rentable que nunca. Prácticamente todas las empresas deberían considerar seriamente Internet como parte de su combinación de marketing y determinar si es una buen opción para enfatizar sus esfuerzos.

Venta cara a cara

Esta estrategia implica enfocar la fuerza de ventas interna hacia el contacto personal con los consumidores potenciales y establecidos. Algunos ejemplos de organizaciones que suelen utilizar esta estrategia incluyen:

Correo directo

Se describe como un envío que incluye una oferta, información sobre algún producto, recordatorio de servicios o algún otro tipo de información para alguien que está en una calle o dirección electrónica en particular.

El correo directo ha existido en forma de materiales impresos, pero en las campañas relacionadas también se utilizan cintas de audio, CD, cintas de vídeo, email, correo por fax y correo de voz.

Para materiales impresos, lo más recomendable es recurrir a empresas de reparto de publicidad especializadas.

Un ejemplo notable es America Online que experimentó una campaña de rotundo éxito con la ayuda del envío de CD-ROM a posibles clientes. El correo directo permite una alta selectividad del mercado objetivo; permite la personalización, es flexible y da cabida a que se realicen pruebas y mediciones de respuesta tempranas.

Una lista de correo altamente precisa y selectiva, frecuentemente determina el éxito relacionado con los esfuerzos de correo directo para mejorar las respuestas y establecer un mejor control de los costos.

Catálogos

Los catálogos donde se promocionan productos son otra versión del correo directo donde se utiliza mucho la comunicación gráfica.

El uso más común de este enfoque implica presentar una variedad de productos que van directamente hacia las necesidades de una audiencia que ha mostrado una propensión a realizar pedidos de catálogos.

Un número ascendente y cada vez mayor de especialistas en marketing de empresa a empresa envían catálogos en CD-ROM a clientes potenciales y clientes. El hogar estadounidense promedio recibe más de 50 catálogos cada año, que van desde mercancías generales hasta productos especiales. Conoce algunos ejemplos de catálogos de mercancías generales:

Telemarketing

Contactar a personas en una lista cualificada para vender servicios por teléfono es un proceso que ha ganado popularidad hasta el punto que el hogar promedio recibe aproximadamente diecinueve llamadas de telemercadeo cada año.

Las campañas de telemarketing que han tenido éxito dependen de una buena lista de llamadas, un guión y una estructura de contacto efectivo.

Estas también cuentan con personas bien capacitadas que son recompensadas por las ventas logradas a través de las llamadas. La industria de las telecomunicaciones, por ejemplo, ha utilizado ampliamente el telemarketing para intentar aumentar su participación en el mercado. Esto incluye:

Promoción de respuesta directa

Esta estrategia consiste en la comunicación con compradores por medio de los periódicos, la radio, la televisión y las revistas. El posible consumidor observa, lee o escucha sobre el producto o servicio e inicia una llamada a un número gratuito para realizar su pedido.

La televisión, por ejemplo, ofrece una amplia gama de exposición, desde un comercial de 30 segundos hasta un infomercial de 60 minutos.

Marketing de quiosco

Las máquinas de pedidos, frente a las máquinas expendedoras que realmente proporcionan productos, son otra de las formas de marketing directo. A continuación te mostramos algunos ejemplos:

¿Por qué es tan efectivo el marketing directo?

Este tipo de estrategia tiene una eficacia considerable porque es dirigida a un público estratégico, y por ende, el contenido ofrecido es más personalizado. Esto hace que las ventas no estén sujetas a una probabilidad demasiado baja, por lo cual hay más rentabilidad.

Además, el coste también es mucho menos considerable en comparación con las campañas tradicionales.  Esto se debe al carácter personalizado.

Las tasas de conversión son más altas a medida que las personas están interesadas en un servicio o producto. Un ejemplo de este tipo de negocio es el lanzamiento de una campaña especialmente para las personas que añadieron productos específicos al carrito en tu sitio web, pero no completaron los pasos de compra.

Estas personas están más inclinadas a comprar productos adicionales, en lugar de nuevos visitantes al sitio web.

Compara esto con una campaña de marketing generalizada en la que los destinatarios no indican si les interesa comprar, y puedes ver cuán efectivo puede resultar este método.  Veamos de manera más detallada las razones por las cuales el marketing directo representa una verdadera ventaja para cualquier negocio:

Existe lealtad a la marca

Los clientes que han interactuado con tu marca antes pueden disfrutar de recibir información sobre los productos en general, ofertas relacionadas, entre otros. Esto actúa como un recordatorio para el cliente de que tu empresa se preocupa por ellos.

Este recordatorio para el cliente puede marcar la diferencia entre hacer negocios contigo o con tu competencia.

Comunicación personalizada

Las campañas de marketing directo no son genéricas, son personalizadas. Incluyen algunos elementos de personalización que les permiten resonar con un determinado segmento de la audiencia.

Esto podría significar que solo compartes una gama de productos con tus destinatarios. O hablas con un determinado grupo demográfico de seguidores en una campaña. La personalización es la principal diferencia entre una campaña de marketing directo y una campaña general.

El marketing directo tiene una producción y una respuesta rápida. Las impresoras comerciales ofrecen un tiempo de respuesta sin tiempo prolongado para enviar correo directo. También se puede crear un correo electrónico muy rápidamente y enviarlo a los clientes.

Campañas rastreables

La capacidad de rastrear formas telefónicas e incluso texto relacionado con marketing directo hace que este tipo de campaña se haga sumamente popular entre los conocedores y no conocedores.

Al compartir cupones o códigos de cupones, puedes medir el aumento de las ventas fácilmente, lo que permite una medición eficiente de las campañas.

El marketing directo ofrece formas de rastrear y medir tus resultados, para que sepas a cuántos clientes has llegado, la respuesta que has recibido y cuánto dinero gastaste por cliente. Incluso puedes probar nuevos mercados o productos para determinar qué atrae más a quién.

Campañas rastreables

Reduce las posibilidades de otras campañas

Como las campañas de marketing directo son súper personalizadas y segmentadas, hay menos posibilidades de que los competidores envíen las campañas.

Esto significa que puedes tener una ventaja competitiva sobre tu competencia mediante el envío de estas comunicaciones íntimas a los clientes.

Provee nuevos clientes

El marketing directo ayuda a la creación de listas de diversos clientes que tienen un mayor interés de compra. Puedes compilar o también adquirir una base de datos que probablemente comprarán tu producto o servicio.

Está especialmente dirigido a los mejores clientes

Quizás estés apuntando personas mayores, adultos jóvenes u otro tipo de cliente para la venta de tu producto.

Las empresas que trabajan con marketing directo pueden ayudarte con la creación de listas para alcanzar los clientes que representan un buen objetivo para la materialización de tu proyecto de venta.

¿Cómo conseguir más clientes con una campaña de marketing directo?

Las estrategias buscan aumentar las ventas o hacer crecer la marca. Con esto en mente, tu estrategia debe tener un llamado a la acción. Esto debería llevar a los destinatarios de una campaña a una página de destino con una oferta o un mensaje atractivo.

Además, las buenas tácticas de marketing directo personalizan el contenido para cada cliente potencial.  Los ejemplos de tácticas de marketing directo incluyen:

Incluir todo esto en una táctica de marketing directo te permitirá encaminarte hacia el éxito.

Marketing directo: ejemplos

El marketing directo posee estrategias que han ido adquiriendo poder y trabajan en pos de provocar una reacción positiva en la audiencia con la implementación de la entrega directa al consumidor. Esto, a través del contacto físico o por vía online.

Un diseño llamativo, un producto con características únicas o un vídeo hecho por especialistas tocan la fibra de los oyentes y promueven una respuesta directa. A continuación, revisaremos algunos ejemplos:

Ejemplos online

Algunos de los ejemplos más comunes de marketing online son:

marketing directo
marketing directo

Ejemplos offline

A continuación te mostramos algunos ejemplos de esta estrategia de marketing:

Conclusiones

De manera general, con el marketing directo puedes lograr tener una comunicación más personalizada con el cliente objetivo, pudiendo así trabajar en base a sus necesidades y exigencias.

De esta manera, las ventas tienen un enfoque específico, y por ende, existe una mayor posibilidad al éxito en cualquier negocio o área de comercialización.