Repartir publicidad en la calle

¿Se necesita permiso para repartir publicidad en la calle?

¿Tienes un negocio local y necesitas repartir publicidad en la calle, pero no sabes si debes pedir permiso?

Aunque la publicidad en Internet está a la orden del día, son muchos los empresarios y emprendedores que siguen confiando hoy día en el reparto de folletos o flyers en la vía pública.

Y es que en un mundo donde todo es digital, la publicidad en mano funciona si contratas a una buena empresa de reparto de publicidad.

Ante este panorama, propietarios de negocios como tú nos preguntan a menudo si se necesita permiso para repartir publicidad en la calle.

Es por eso que en Berbo Publicidad Integral vamos a ayudarte a despejar esta duda tan común.

Aspectos a tener en cuenta para repartir publicidad en mano

En las actividades de marketing directo, es decir, entregar publicidad en mano de las personas a través de folletos, flyers, trípticos, entre otros, se requiere de un permiso.

Por ello, se debe tramitar una solicitud de permiso en el Ayuntamiento o en una entidad local encargada de la publicidad exterior.

Este permiso es importante para que puedas acercarte a diferentes espacios para la entrega de medios publicitarios, ya sea en espacios privados o públicos, de forma segura.

De esta manera, evitarás tener problemas legales en zonas o lugares que establezcan algunas restricciones en cuanto al reparto publicitario.

De ahí la importancia de contar con una licencia o el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).

Así que, independientemente de que seas una persona autónoma o una empresa, es necesario cumplir con todas las regulaciones legales.

Por otro lado, en España, en el caso del llamado buzoneo, no se requiere de la solicitud de permisos.

El buzoneo es una actividad que puede realizarse de forma libre.

Pero, si eres una empresa de reparto de publicidad, es recomendable tener en cuenta y respetar el punto de vista de los vecinos.

Si estos no desean recibir ningún tipo de publicidad impresa en sus buzones, debes respetarlo.

¿Qué otras consideraciones se deben considerar al repartir publicidad en la calle?

La distancia entre el lugar de entrega de medios impresos y el local a la que se le da publicidad debe ser menor a 100 metros o a 50 metros de zonas donde se accede al transporte público. Por ejemplo, parada de autobuses o estaciones de tren.

Es necesario destacar que está prohibido colocar publicidad en automóviles, tanto que estén en un área pública o estacionados.

Hacerlo supondría enfrentarse a posibles multas.

El papel a utilizar para la publicidad exterior también debe cumplir con los requerimientos establecidos por el Ayuntamiento.

Esto quiere decir que el folleto o flyer que se imprima debe ser reciclable.

Y ¿qué decir del contenido de estas impresiones publicitarias?

En esta parte también es necesario cumplir con las normas sobre el contenido de la publicidad.

Estas establecen que los folletos o cualquier otro medio publicitario no deben contener imágenes sexuales u obscenas que vayan en contra de los principios éticos y morales colectivos.

Además, se debe tener mucho cuidado con la publicidad sobre bebidas alcohólicas y otros consumos, como el cigarrillo, tabaco, etc.

En este caso está prohibido repartirlas en aquellas zonas donde no se está permitido su consumo.

En lo que se refiere a la publicidad usando carteles, esta es legal en algunas zonas, siempre y cuando se pegue en lugares externos al local comercial e instituciones educativas.

Lo que sí está estrictamente prohibido y, por tanto, se considera ilegal es pegar carteles en una pared pública, en una parada de bus o en un semáforo.

 

¿Cómo hacer el trámite de solicitud para repartir publicidad en la calle?

Lo primero que debes hacer es acudir a un centro u oficina de atención al público de tu ciudad o municipio.

Es más, hasta es posible que puedas hacer el trámite por internet.

En la solicitud, por lo general tendrás que hacer lo siguiente:

 

Al cumplir estos sencillos requisitos será el mismo departamento quien contactará contigo después de haber analizado si cumple con lo establecido.

Te comunicarán si tu solicitud de permiso es aprobada o denegada.

Por otra parte, no es necesario pagar para realizar este trámite, ya que este es totalmente gratuito.

 

En conclusión, repartir publicidad en la calle está permitido siempre y cuando tengas una licencia para realizar esta actividad.

El marketing directo se puede hacer de forma libre en buzones en algunas zonas de España.

No obstante, siempre es importante tener en cuenta la aprobación de los vecinos.

Pero, antes de comenzar, lo recomendable es consultar en el Ayuntamiento para conocer sus ordenanzas o normas y especificar aquellas zonas donde es posible repartir publicidad en buzones.